Image

PENTECOSTÉS

“Entró Jesús, se puso en medio y les dijo: Paz”.
Estamos solos y tú, Espíritu Santo, orientas nuestra mirada hacia Jesús, que pone en medio de nosotros su gratuidad amorosa. Somos distintos y, a menudo distantes, pero tú haces que nos abrace a todos la paz de Jesús y surja, embellecida, la Iglesia como un signo de compasión y de ternura.
 Estamos decaídos y tú, Espíritu Santo, nos levantas, nos sacas fuera, a la calle, y nos empujas con tu viento a crear una nueva humanidad.
Tú nos regalas gestos sencillos y palabras de verdad para el camino. Te inventas caminos samaritanos para curar las heridas de los que sufren. Cuando todo parece perdido, tú abres caminos de esperanza. ¡Ven, Espíritu Santo!



“Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo”.
Espíritu Santo, vienes tú, dulce huésped del alma, y pones en nuestros labios el nombre de Jesús. Eres esa fuerza íntima en lo más hondo de nuestro ser que nos abre, como testigos, a todos los pueblos.
 Desde Él y con Él, con el Espíritu Santo, nos llenamos de la piedad de Dios. No podemos vivir huérfanos, aislados de su presencia. Con la oración sentimos que el Espíritu Santo nos hace escalar a las cimas más altas de la perfección cristiana: ¡estar y vivir con Dios! Sin este auxilio del Espíritu Santo nos faltaría identidad en nuestras acciones, luz en nuestros caminos y claridad en nuestro apostolado.

Sólo con el Espíritu Santo podemos ser fuertes, como cristianos y como católicos, ante diferentes realidades que intentan desangrar, descafeinar o desvirtuar la esencia de nuestra vida cristiana. Ante lo indefinido o el riesgo a separar el evangelio de la Iglesia o a Cristo de la Iglesia, el Espíritu Santo nos garantiza y nos exige la común unión para que, lejos de dividirnos, busquemos la potencia en la hermandad. ¡Ven, Espíritu Santo!


CON TU ESPIRÍTU SANTO, SEÑOR
Gritaré que, el Amor con  mayúsculas tiene un nombre: ¡Padre!
Que El me acompaña desde la  eternidad y que, un día como a Ti Jesús,
me aguarda para darme un  abrazo de fiesta y definitivo

CON  TU ESPÍRITU SANTO, SEÑOR
Cantaré el gozo de haber  compartido mi vida contigo,
la fuerza que tus Palabras  han dejado por el camino de mi vida,
la ilusión de haberte conocido animándome  en mi tristeza,
 levantándome en mis caídas y dándome Vida
donde yo sólo creía hallar  la muerte


CON  TU ESPÍRITU SANTO, SEÑOR
Sentiré y proclamaré que soy  de los tuyos
que, en tu Iglesia, me  siento llamado a dar y recibir
dones y carismas, caridad y  alegría,
perdón y humildad,  comprensión y compañía.
Iluminaré las entrañas de mi  corazón, y luego,
llevaré esa luz a los que se  hallan en tinieblas
a los que, hace poco o mucho  tiempo,
dejaron de respirar el oxígeno  de tu Santo Espíritu
sumergiéndose en una  atmósfera sin sentido


CON  TU ESPÍRITU SANTO, SEÑOR
Me entregaré, para nunca más  cerrarme
Avanzaré, sin echar la  mirada hacia atrás
(Javier Leoz)

AS VIAS DO ESPIRITO

20° Domingo do Tempo Comum

Image

20° Domingo do Tempo Comum
17 Agosto 2014
Uma reflexão


A liturgia desse vigésimo domingo do tempo comum reflete sobre a universalidade da salvação. Deus ama cada um de seus filhos e à todos convida para o banquete do Reino. ùNa primeira leitura Deus garante ao seu povo a chegada de uma nova era, na qual se vai revelar completamente a salvação.  No entanto, essa salvação não se destina apenas à Israel mas destina-se a todos os homens e mulheres que aceitam o  convite para integrar a comunidade do povo de Deus.


Codice shinistaT

THE WAYS OF THE SPIRIT

I met Mother Teresa

Image

I met Mother Teresa
of Calcuta



After I have met Mother Teresa I carote a few wards because they left a remarkable impression deep in my heart. I listened to every ward she said,l observed every gesture and I felt a grate desire to affirm these reflections not only in my heart but also on paper so nothing of these reflections would be lost. Mother Teresa started to address to God while she made the sign of the cross with: IN THE NAME OF THE FATHER - prayer - AND OF THE SON - poverty - AND OF THE HOLY SPIRIT- zeal for the souls - AMEN. What was prayer for Mother Teresa?

 

Preghiere

MAGNIFICAT



MAGNIFICAT

L'anima mia magnifica il Signore
e il mio spirito esulta in Dio, mio salvatore,
perché ha guardato l'umiltà della sua serva.
D'ora in poi tutte le generazioni
mi chiameranno beata
.