Image

23 Domingo del Tiempo Ordinario.
Mateo 18,15-20
Jesús dijo a sus discípulos: “Si tu hermano peca contra ti, ve y corrígelo en privado. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano…También les aseguro que si dos de ustedes se unen en la tierra para pedir algo, mi Padre que está en el cielo se lo concederá. Porque donde hay dos o tres reunidos en mi nombre, yo estoy presente en medio de ellos”. Palabra del Señor Esta es la promesa de Jesús: “Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”.

Image

Lo importante es que “estén reunidos”, no dispersos, ni enfrentados: que no vivan descalificándose unos a otros. Lo decisivo es que se reúnan “en su nombre”: que escuchen su llamada, que vivan identificados con su proyecto del reino de Dios. Que Jesús sea el centro de su pequeño grupo. Esta presencia viva y real de Jesús es la que ha de animar, guiar y sostener a las pequeñas comunidades de sus seguidores. Es Jesús quien ha de alentar su oración, sus celebraciones, proyectos y actividades. Esta presencia es el “secreto” de toda comunidad cristiana viva.
Image
Hemos de reavivar la conciencia de que somos comunidades de Jesús. Nos reunimos para escuchar su Evangelio, para mantener vivo su recuerdo, para contagiarnos de su Espíritu, para acoger en nosotros su alegría y su paz, para anunciar su Buena Noticia. Jesús enseña a los hombres a comportarse como hermanos. La fraternidad, que Jesús promueve, nace del amor del Padre y suyo por la humanidad. Tiene consecuencias perfeccionadoras de la vida social y manifiesta su poder religioso mediante la oración común. Dos aspectos de la nueva fraternidad. El Señor muestra dos aspectos de la nueva fraternidad:
1) La corrección fraterna. Muy distante del juicio, ya que consiste en desplegar la solicitud por el buen comportamiento de los hermanos. Un interés generoso por buscar el bien de todos y aplicar, para lograrlo, el método sugerido por el mismo Maestro.

Image
Es preciso reemplazar la indignación, teóricamente justificada, por la intención conmovedora de Dios que quiere la conversión del pecador y que viva. Jesús viene a mostrarnos en Él la misericordia infatigable del Padre. 2) La oración entre quienes lo hacen en su Nombre. Jesucristo, que camina con nosotros y se ofrece a nuestro hambre de Dios, de verdad y de justicia, de convivencia fraterna, de reconciliación y de paz; como Hombre es escuchado con nosotros por el Padre y como Dios escucha nuestra plegaria.
La oración que nace de una comunidad de creyentes atrae la ternura y la benevolencia de Dios, siempre que Cristo sea puesto como mediador.


LA UNION FRATERNA ES LUGAR DE BENDICIÓN
La bendición de Dios es muy concreta. Se manifiesta en la naturaleza, en el ungüento, en el rocío, en las lluvias, en las aguas del Jordán que riegan la tierra.
Tiene que ver con la fertilidad de la tierra y con la vida del pueblo.
Se manifiesta también en la reunión de los peregrinos. Cuando el pueblo vive unido, la bendición de Dios desciende. Donde hay amor, allí está Dios.
El camino para alcanzar la bendición de Dios y la vida para siempre es la unión de todos en torno a la fe en Dios, celebrada y vivida en los días de encuentro y de fiesta. Cuando la comunidad se reúne, anticipa el futuro, en medio de una intensa alegría.
En estos conocerán que todos que sois discípulos míos: en que os tenéis amor entre vosotros (Jn 13,35).
A la comunidad envía Dios su bendición, bendición que es vida, vida duradera. La vida es fragancia y frescor. El amor fraterno atrae bendiciones; es aroma que se difunde, rocío que impregna. La comunidad es un lugar desde donde Dios bendice a la humanidad.
Albina Moreno
Image

AS VIAS DO ESPIRITO

Primeiro Domingo do Advento



Primeiro Domingo do Advento
30 Novembro 2014
Uma reflexão


A liturgia do primeiro domingo do advento nos convida a equacionar a nossa caminhada pela historia à luz da certeza de que  " O Senhor Vem"   Apresenta também aos crentes indicações concretas acerca da forma de como devemos viver nesse tempo de espera.



THE WAYS OF THE SPIRIT

Did the Virgin Mary really die?

Image

Did the Virgin Mary
really die?


The very first question that arises staring at an ancient Byzantine icon of the Dormition representing the Virgin Mary’s body laying on a bed and Her figure raising above it, it’s if this picture, painted by a Mount Athos monk, indented to represent, with such a little convincing patterns, only Her Soul or Her entire Body as well. A religious inexperienced viewer would have his attention attracted by the abstract symbolism, while the pious viewer looking for cheap experiences would be contradicted by the archaic verism of the Virgin laying on a bed on the verge on expiring, like an ordinary woman.

 

12 DE SETIEMBRE

DULCE NOMBRE DE MARÍA

Te elijo, María, en presencia de la corte celestial por mi madre y reina.

 Entrego y consagro con toda sumisión y amor, mi cuerpo, mi alma, mis bienes interiores y exteriores, el valor mismo de mis buenas obras, pasadas, presentes y futuras, dejándote el pleno derecho de disponer de ellas, de mí y de todo que me pertenece, sin excepción, según tu beneplácito, a la mayor gloria de Dios en el tiempo y la eternidad.   Recibe, dulce Virgen María, esta ofrenda de mi esclavitud de amor, en honor y unión de la sumisión que la sabiduría eterna quiso tener con tu maternidad; en vasallaje del poder que tenéis los dos sobre este miserable pecador, y en acción de gracias por los privilegios con que te ha favorecido la Santísima Trinidad. 

 


WEGE DES GEISTES

Lettera di Natale dal carcere!

Image

Lettera di Natale
 di un ergastolano
ostile a Dio


Dio, lo so, non ti dovrei scrivere perché sono ateo e non credo che tu esista, ma ho scritto un po’ a tutti e nessuno mi ha mai risposto e ho pensato di rivolgermi anche a te. Dio, siamo i  cattivi e colpevoli per sempre, siamo gli ergastolani ostativi ad ogni beneficio, quelli che devono vivere nel nulla di nulla, a marcire in una cella per tutta la vita. Dio, diglielo tu agli umani che la pena dovrebbe essere buona e non cattiva e che dovrebbe risarcire e non vendicare. Dio,  l’ergastolano ostativo non vive, pensa di sopravvivere, ma in realtà non fa neppure quello, perché l’ergastolo tiene solo in vita.

Preghiere

PREGHIERE A GESU’ EUCARISTIAECCOMI, SIGNORE

Image
PREGHIERE A GESU’ EUCARISTIA
ECCOMI,  SIGNORE

 Tu vuoi che io entri in comunione con Te.
La mia gioia è accogliere questo invito.
Con Te al mio fianco,
niente può farmi paura.
Eccomi, Signore.
 Tutto dentro di me e attorno a me è vivo,
perché Tu sei  Risorto.
Il tuo Sangue mi scorre nelle vene
e la sua forza mi spinge verso di Te.